Welink Builders Welink Builders
desabastecimiento-materiales-construcción

¿Qué puede provocar el desabastecimiento de materiales en la construcción? | WELINK Builders

Welink Builders

Welink Builders

¿Qué puede provocar el desabastecimiento de materiales en la construcción?

 

Durante el último año, el sector de la construcción ha obtenido un considerable incremento, ligado principalmente a la edificación de diversas tipologías de viviendas. 

 

A pesar de la enorme dificultad de encontrar mano de obra, el sector de la construcción está logrando alcanzar cotas previas a la crisis financiera del 2008, que recordamos como la “burbuja inmobiliaria“.

 

Sin embargo, el desabastecimiento que está acaeciendo durante estos meses, que afecta tanto a las obras públicas como privadas, está provocando que materiales tan primordiales y básicos como el aluminio, el plástico o la madera, cartón, generen demora ya no solo en la entrega de los mismos a las diferentes empresas de construcción, sino en el efecto rebote a las propias constructoras, ya que no pueden cumplir con los plazos de entrega previstos de las viviendas. 

 

Además deben informar a los compradores tanto particulares como empresas, de los cambios de materiales utilizados para la construcción de las mismas por otros, debido a que las entregas se alargan en el tiempo o no se dispone de ellos, e incluso con todo ello llegando incluso a la cancelación del proyecto, padeciendo las empresas penalizaciones económicas por incumplimiento de plazos.

 

¿Qué sucede con la subida de precios?

 

Este desabastecimiento, también está provocando un incremento de los precios de las materias primas ralentizando la compra de los mismos. Por ello muchas empresas se ven obligadas a paralizar su actividad hasta que la tempestad pare, y otras asumen ese coste, gracias al cual se están repercutiendo en los precios de los clientes, lo que provoca que se pierda beneficio para la empresa y además suponiendo un sobrecoste al cliente que antiguamente tenía pactado el precio. 

 

Todo ello implica que los presupuestos generados en todas las obras ya estén iniciadas o a punto de iniciar, queden obsoletos en un breve periodo de tiempo.

 

Hay una estampida laboral en el sector de la construcción

 

También tenemos que tener en cuenta que el sector de la construcción, cada vez tiene menos seguidores, es decir gente que no quiere dedicarse a este sector y si tenemos en cuenta que muchas de las obras se encuentran paralizadas.

 

Esto desemboca en una elevación de la tasa de paro en este tipo de especialización, suponiendo un riesgo muy grave para el empleo, ya que las empresas están recurriendo a contratos temporales, de obra y servicio, y que la contratación de más trabajadores sea mucho más puntual.

 

El desabastecimiento afecta a otros insumos

 

Uno de los principales materiales que le está afectando el desabastecimiento es la madera, que además se ha llegado a encarecer su valor hasta un 125%.

 

Si al desabastecimiento mencionado lo juntamos con la actual crisis del precio de la electricidad y el petróleo, el parón industrial de China en la fábrica de semiconductores, utilizados en aparatos o calderas de calefacción, aire acondicionados entre otros, crean con ello la tormenta perfecta, generando que los porcentajes de subida media de precios de las materias primas, puedan acrecentarse y dispararse entre un 20 y un 80 por ciento de su valor dependiendo del material. 

 

El cual provocaría a su vez que se viese afectada la entrega de las viviendas u oficinas y perjudicando a la fase de la obra, generando con ello un coste adicional en el momento que reciba dichas materias primas mencionadas anteriormente, y que alguno de los perjudicados deberá asumir más tarde o más temprano esos sobrecostes.

 

Desabastecimiento tecnológico. 

 

Dentro de esta misma línea, entramos en el aspecto tecnológico, que se están encontrando serias dificultades a la hora de la fabricación de chips, ordenadores o dispositivos informáticos, afectando directamente en la presencia de la domótica. 

 

Cada vez son más las viviendas que se construyen aportando aspectos que puedan crear comodidad, ahorro y seguridad al cliente final. Sin embargo, todas estas comodidades van ligadas a la tecnología más puntera, viéndose seriamente afectadas, ya que los diferentes dispositivos con los que cuentan esta tecnología están comenzando a escasear, haciendo que los precios sean cada vez más elevados, teniendo unos porcentajes de subida muy complicados para asumir por parte de las constructoras. 

 

Otras de las opciones es que esta tecnología se incorpore después de la construcción de la misma, ya que hay empresas que facilitan la instalación al gusto del cliente, donde cada año se crean complementos como los conocidos asistentes personales como “Alexa o Siri“ que van ligados a las persianas automatizadas, sensores de luces, calefacción, neveras, aspiradoras robóticas y otros enseres, que buscan que la tareas del hogar sean cada vez más sencilla y autónomas, dejándonos un tiempo libre para poder decorar a nuestro gusto realizar otro tipo de actividades.

 

Las inclemencias del tiempo empeoran el desabastecimiento 

 

Otro punto de vista que no hemos mencionado son las cooperativas de construcción, que parecían tan afables en cuanto a costes y con unas calidades envidiables y pese a las condiciones meteorológicas de primeros de año (“Filomena“), se han visto presionadas a parar y a cambiar estos mismos acabados por otros materiales con menor calidad, para ajustarse a los plazos de entrega. 

 

Lo que repercute a los futuros dueños de estas viviendas que ven con impotencia cómo sus cuotas tienen que ser abonadas sin que estas mismas se vean repercutidas en lo que el comercial les vendió de primeras, dando lugar a ventas de estas “participaciones“ a otras personas interesadas y dejando de lado la casa de sus sueños… Al igual que para aquellos inversores para los que es crucial este punto de partida para crear sus imperios financieros.

 

Sube el precio de la luz para las obras.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es la repercusión negativa de la luz, donde podemos ver día a día como va subiendo sin cesar y a pesar de que en su día se propuso un pacto con las eléctricas para estabilizar los precios en el mercado, la luz actualmente está llegando a sus máximos  históricos que podríamos comparar con el precio de hace 13 años. 

 

Esto conlleva a que producir cualquier herramienta, producto o hasta una simple etiqueta, lleve un sobrecoste que muchas fábricas no pueden asumir y si esto lo llegasen a asumir nos encontraríamos con un volumen de producción mucho menor del que habría realizado los 3 últimos años. 

 

Por lo cual conseguir proveer a todos sus clientes iniciales se ha convertido en un problema ya que, como empresa, perderá clientes valiosos. 

 

Otro de los suministro que se han ido acrecentando también es el diésel, muchas de las maquinarias pesadas, excavadoras, elevadoras, toros de cargar…etc. lo utilizan por lo que también se ven afectados negativamente, ya que por ejemplo una excavadora de media suele consumir a la hora entre unos 12-18 litros. Si echamos cálculos es desorbitado contabilizando el precio del diésel y gasóleo a precios del día de hoy, lo que convierte en un meta poco alcanzable para el empresario y los autónomos.

 

¿Este desabastecimiento afecta al transporte de materiales?

 

Los contenedores también han tenido efecto en el desabastecimiento, positivo para ellos, que han llegado a subir los precios sin igual, y para los inversores de esta área ha sido una subida muy aclamada. Y la otra cara de esta moneda, de forma muy negativa, ya que como mencionamos anteriormente, hay materiales que llegan con mucho retraso a la obra, o simplemente, no llegan y el empresario tiene que buscar otras opciones sacando a relucir de nuevo su ingenio para estas circunstancias, es esto o parar la producción.

 

Los autónomos que comprenden dichas empresas también se ven afectados ante esta situación y si a esto le sumamos que el pago de ser autónomo cada año es más elevado, tenemos una situación muy delicada. 

 

Si comparamos la cuota de autónomo del 2012 y la cuota del 2021 que fueron 235,35 y 288,98 euros respectivamente, como se puede observar esta subida es más que considerable en un periodo inferior a 10 años.

 

Subida anual.

 

Si hablamos del IPC y teniendo en cuenta los estragos que ha causado la pandemia del Covid , contamos que la media de los hogares tiene una tasa de ahorro inferior, ya que contamos con que por lo menos uno de la familia se encuentra sin empleo, y éste poco ahorro, o no es suficiente, o se acaba destinando a enseres o pagos de préstamos que se han tenido que pedir en mitad de la pandemia.

 ________________

 

Como vemos resulta desfavorable la construcción, la compra, la producción, la distribución de una vivienda, tendremos que ir con pies de plomos y aguantando que es un sacrificio para algunos, para otros es su fin.

 

Si tienes que realizar alguna reforma puedes visitar nuestra sección de construcción y arquitectos para ponerte en contacto con el profesional que necesites. Podrás elegir entre varias categorías como fontaneros, electricistas, o arquitectos. 

 

Si te dedicas al sector de la construcción no te olvides de seguir nuestro blog para estar al día de las novedades en tu ámbito laboral.




FUENTES:



¿Eres un profesional de la construcción?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para profesionales de la renovación y clientes